Osteopatía Ginecológica y la Obstetricia

 

En este tipo de osteopatía, el osteópata ginecológico está especializado en el tracto reproductivo femenino y los niños durante el embarazo, el parto y el periodo postnatal (lo que viene siendo la obstetricia) y también en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades del sistema reproductor femenino (la parte de la ginecología).

QUÉ BENEFICIOS DE LA OSTEOPATÍA GINECOLÓGICA

La osteopatía es un enfoque seguro y cuidadoso con el embarazo y el cuidado postnatal. Un osteópata puede prevenir o controlar una amplia serie de condiciones antes y después del parto. Los tratamientos osteopáticos tienen como objetivo ayudar al proceso del embarazo y el parto, ayudando al cuerpo de la mujer y al propio feto a adaptarse, apoyarse y alinearse a medida que el embarazo progresa, maximizando así la capacidad del cuerpo.

Los osteópatas pueden asesorar y tratar muchos de los problemas asociados con el embarazo y el periodo postnatal, como por ejemplo:

  • Dolor de espalda y ciática
  • Dolor en piernas y/o pies
  • Entumecimiento y hormigueo de la mano
  • Dolor en cuello, hombros o media espalda
  • Dificultades respiratorias Incontinencia
  • Falta de sueño

La Osteopatía no es solamente para embarazadas ni mucho menos. Como ya hemos comentado, no solo ayuda en la parte de la obstetricia, sino también en la de ginecología, ya que son muchas las condiciones que pueden aparecer en una mujer a lo largo de su vida, más allá del embarazo.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *