Eje de estrés y osteopatía: un enfoque de doble hormona

 

La terapia manual inicia una cascada de cambios neurofisiológicos en varios sistemas, incluido el sistema nervioso periférico, el sistema nervioso autónomo y el sistema endocrino. De particular interés de esta revisión fue el eje hipotálamo-hipófisis-suprarrenal (HPA). Cuando se enfrenta a un factor estresante, el eje HPA proporciona la primera línea de defensa que resulta en la producción de cortisol, cuya medición ha demostrado ser un indicador confiable de la actividad del eje HPA. 

Se ha demostrado que la terapia manual influye en el eje HPA. Sin embargo, se ha demostrado claramente una comunicación cruzada funcional entre el eje HPA y el eje hipotálamo-hipófisis-gonadal (HPG), con cortisol y testosterona que se inhiben entre sí en todos los niveles. Esta inhibición mutua puede significar que se deben considerar múltiples medidas en estos dos sistemas (eje HPA-HPG) para proporcionar una representación precisa de la fisiología del estrés. 

El equilibrio entre la testosterona y el cortisol representado como una relación denominada T / C se ha utilizado para este propósito. Dado el papel implícito del eje HPA-HPG en el dolor y la inflamación y una aparente diferencia de género en la percepción del dolor y la respuesta al tratamiento, la relación T / C puede ser de interés para los osteópatas, ya que puede permitirnos captar los efectos holísticos de la osteopatía.

Esta revisión retoma la función del eje HPA en el dolor y la inflamación, presenta un enfoque de doble hormona en la medición del eje HPA y evalúa las implicaciones para la investigación y la práctica osteopática.

Fuente artículo: International Journal of Osteopathic Medicine

Autores: Kesava Kovanur Sampatha, Rajesh Katare, Steve Tumilty

Fuente fotografía: Escuela Universitaria de Osteopatía

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *